Accede a nuestra página web

Accede a nuestra página web
Mayor Salud

viernes, 14 de noviembre de 2014

Demencia Senil ¿Se puede prevenir?

¿Se pueden prevenir las demencias?
Definitivamente SI; al contrario de lo que piensan muchos, el componente genético es solo una pequeña parte del riesgo de padecer una demencia senil. Hay muchos otros factores prevenibles para evitarla.  
Factores de riesgo
La edad y una historia familiar de enfermedad son los dos principales factores de riesgo de este devastador trastorno. Una historia de parentesco de primer grado con un enfermo que sufra la enfermedad incrementa 3 veces el riesgo de contraerla. Esta relación es especialmente cierta en los casos en los que la enfermedad aparecer precozmente, es decir, en personas más jóvenes. Se ha constatado que las mujeres presentan mayor riesgo de Enfermedad de Alzheimer que los hombres.
Un nivel educativo bajo es un factor de riesgo conocido para desarrollar Enfermedad de Alzheimer. Por último, se ha comprobado que la arteriosclerosis es un factor de riesgo tanto para la Enfermedad de Alzheimer como para otro tipo de demencia llamada vascular.
La enfermedad de Parkinson, ese trastorno neurológico tan común en los ancianos y caracterizado entre otros signos y síntomas por la aparición de temblor, se asocia con un riesgo aumentado de demencia. Aproximadamente de 1 a 4 pacientes con Enfermedad de Parkinson acabará desarrollando la demencia.
Medidas preventivas de la demencia

En los últimos años y debido a que no se conocen bien las causas de la Enfermedad de Alzheimer, se ha puesto mucho énfasis en el diagnóstico temprano de la enfermedad más que en el tratamiento preventivo o para retrasar la enfermedad.
  •  La aspirineta en dosis de 325 mg por día ayuda a mejorar la circulación cerebral y prevenir el deterioro cognitivo. 
  •  Bajar el colesterol y los triglicéridos mejora las arterias cerebrales y baja la chance de padecer Alzheimer; pero fundamentalmente la demencia de origen vascular. 
  •  Las vitaminas (preferentemente vitamina E) en dieta o suplementos sirven para prevenir la demencia senil. 
  •  Controlar la Hipertensión Arterial es fundamental para que las arterias cerebrales no se lastimen con el tiempo y generen un ACV (accidente cerebrovascular) o una demencia vascular. 
  •  Las hormonas no sirven para prevenir la demencia senil. 
  •  La actividad física mejora la irrigación y funcionamiento vascular y previene alteraciones, no sólo cerebrales sino también cardíacas.
  •  De la misma forma, la actividad cognitiva puede proteger contra la demencia. Las actividades de ocio como la lectura, jugar a juegos de mesa y tocar instrumentos musicales se asociaron en un estudio con un menor riesgo de desarrollar demencia. El aprendizaje a lo largo de la vida, las actividades y comportamientos sociales, así como reducir el estrés son medidas útiles para mantener la mente activa y llena de energía.
  •  Parece que una dieta rica en pescado y ácidos grasos omega 3 puede reducir el riesgo de deterioro cognitivo de la Enfermedad de Alzheimer. 
  •  Las investigaciones sobre animales han demostrado que las vacunas obtenidas de unas proteínas encontradas en el cerebro de animales enfermos de esta enfermedad podrían ser capaces no sólo de retrasar la progresión del daño cerebral sino incluso revertirlo. En cualquier caso, estas investigaciones no estarán disponibles para su aplicación en humanos hasta dentro de varios años, aunque los hallazgos son prometedores.
Dr. Nicolás Ghiano
Mayor Salud Centros Médicos
www.mayorsalud.com.ar
Villa Urquiza, CABA.

Así como el niño posee un especialista dedicado a su situación especial (pediatra) el adulto mayor también tiene un especialista acorde a su edad (geriatra).Mayor Salud Consultorios Médicos info@mayorsalud.com.ar 
Teléfono gratuito para turnos: 0800-888-5538

1 comentario:

  1. Muy interesante artículo. Se debe prevenir la demencia con todas las medidas que propones y no esperar a que sea demasiado tarde y se presenten los primeros síntomas

    ResponderEliminar